¿Víctima de ti mismo/a?

Coloquialmente,  hablamos de personas que “se hacen las víctimas” para referirnos a quienes tienden a quejarse continuamente, a mostrarse/presentarse más desfavorecidos o injustamente tratados que el resto… Y, normalmente, responsabilizan al entorno de todas las vivencias negativas de las hablan frecuentemente.

Para diferenciarlo de personas que están atravesando alguna dificultad y conversan sobre ello, debemos tener en cuenta que las personas que se victimizan patológicamente se pueden quejar tanto de situaciones reales como de imaginarias. Las quejas son repetidas y persistentes en el tiempo, suelen culpar a otras personas de sus dificultades, y no parecen querer cambiar las circunstancias que motivan sus lamentos, pues no acostumbran a buscar ni a poner en práctica alternativas o posibles soluciones, y a menudo rechazan las sugerencias de quienes les rodean y quieren ayudar.

En aquellos/as que viven con esta actitud es habitual que, al poco tiempo de conocer a personas nuevas, rápidamente se muestren como individuos con muy mala suerte, a quienes les ocurren injusticias, o son las menos queridas o valoradas en alguno de sus contextos importantes.

Cuando se comparte tiempo con personas con esta tendencia, es frecuente quedar con sensación de culpa, pena, e incluso agotamiento.

Esta forma de verse a uno mismo y de mostrarse a los demás suele mantenerse en el tiempo porque, consciente o inconscientemente, reporta beneficios a quien se muestra como víctima. Atenciones, consideraciones especiales… Incluso, esta actitud puede llegar a ser manipuladora.

Otra ventaja, engañosa, que perciben es no responsabilizarse de la propia vida.

En ocasiones, la persona realmente ha sido víctima de injusticias, trato discriminatorio, etc. Pero incluso en estos casos, si las quejas se perpetúan a lo largo del tiempo y parecen mantenerla bloqueada, sin tomar decisiones ni procurar cambios para aumentar su bienestar, puede ser conveniente evaluar si ha adoptado este rol de víctima que tanto limita.

Cómo superarlo

Si al leer la descripción anterior has pensado rápidamente en alguien a quien conoces, te sugerimos algunas pautas de relación con esta persona:

-          Deja que comunique su queja sin necesidad de darle la razón o de confrontar. Permite que se exprese, pero no alimentes sus lamentos.

-          No intentes solucionar sus problemas. Seguro que tu intención es bondadosa, pero si has identificado una actitud victimista en alguien, prestarle atención ofreciendo solución repetidas veces a los mismos problemas, fomenta esta posición de victimismo e inacción.

Si te has sentido identificado/a y quieres abandonar este papel pasivo y comenzar a ser protagonista de tu vida, descubre aquí algunas claves:

-          Registra la frecuencia y el contenido de tus quejas. ¿Se repiten mucho? ¿Se refieren a hechos objetivos o crees que podrían tener multitud de interpretaciones? ¿Has puesto en marcha alguna acción distinta, algún cambio en tu pensamiento en relación a los motivos de tus quejas?

-          Identifica qué “beneficios” obtienes de actuar así. Quizás, consigues la protección y la atención de personas que te importan, o determinados tratos de favor en tu trabajo o centro educativo, por ejemplo.

-          Si estás leyendo esta entrada, probablemente habrás descubierto también consecuencias negativas de esta actitud. Tómalas como motores para tu cambio.

-          Bajo este comportamiento subyacen, normalmente, baja autoestima y temores variados. El apoyo de un/a psicólogo/a te puede aportar las estrategias necesarias para fortalecer estas y otras áreas.

En este sentido, la terapia Cognitivo Conductual apoyada en Mindfulness permite consolidar una buena autoestima, adquirir estrategias y desarrollar capacidades para afrontar la vida de forma más adaptativa, especialmente aquello que tememos, abrir el foco de atención, desarrollar mayor autonomía y confianza en uno/a mismo/a… y mucho más.

Dejar de actuar así es una muestra de valentía. Significa tomar las riendas de la propia vida. Por eso, desde momento desarrollo psicológico te damos la enhorabuena y te proponemos que un profesional de la Psicología te acompañe en este proceso de crecimiento.

Imagen de Oscar Keys.

Añadir nuevo comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Gmap